Daat Torá e infalibilidad rabínica.

Publicado: 1 enero, 2015 en Supersticiones

La primera vez que oí el concepto de “daat Torá” me chocó por extraño. Generalmente se entiende como que los líderes de la Torá tienen un conocimiento infalible.

Un amigo me explicó que los grandes sabios (jajamim) reciben una inspiración divina que les permite tomar las decisiones correctas. Esta es la razón por la que son consultados para solucionar nuestros problemas. Pero yo le pregunté si es que acaso tenemos hoy más providencia divina que tiempo atrás en la época de los profetas. ¿Acaso los profetas que tenían las personalidades con el mayor carácter moral e intelectual nunca cometían errores? Si fuese así, ¿cómo puede ser que hoy cuando no tenemos profecía e incluso nuestras mentes más brillantes son nulas en comparación con los profetas, nuestros rabinos puedan ser infalibles? Su explicación me pareció bien intencionada pero estaba proyectando infalibilidad papal en el judaísmo.

Le pregunté al Rabí Israel Jet acerca de este concepto. El me explicó que la gente lo entiende de manera totalmente incorrecta. De hecho, Rabí Jet usó la haftará de esta semana como prueba. Cuando el Rey David planeó construir una casa permanente para Dios, primero consultó a Natán el profeta: “Ve como ahora yo vivo en una casa de madera de cedro mientras que el Arca de Dios habita dentro de una cortina” (Samuel II 7: 2). Natán el profeta piensa que es una gran idea, y de hecho le dice al Rey David “Lo que sea que está en tu corazón ve y hazlo porque Dios está contigo” (Samuel II 7: 3). En aquel momento, Natán, uno de nuestros mayores profetas analizó el plan que le presentó el rey y le dio su bendición. Esa noche Dios se le apareció a Natán en una profecía diciéndole que David no debe construir el Templo. Aprendemos de esta profecía que Natán apoyo por error los planes de construir el Templo de David. Ahora, si uno de nuestros profetas pudo estar equivocado en el caso de semejante santidad como construir el Bet HaMikdash, desde luego, nuestros líderes actuales son falibles.

Una segunda prueba de que nuestros líderes pueden cometer errores aparece en la parashá de Sheminí. Después de la muerte de Nadav y Avihu, Aarón y los hijos que le quedan queman completamente un sacrificio en el altar. Esto molesta a Moshé. Él pregunta. Hay muchas interpretaciones diferentes de lo que le pasó realmente con el sacrificio, pero Aarón explica lo que pasó: “¿Si comiese hoy esta ofrenda por el pecado, lo aprobaría Dios?” Cuando Moshé oye la respuesta de Aarón la Torá nos dice, “Moshé escuchó y fue muy satisfactorio lo que oyó a su parecer” (Levítico 10: 20). Claramente, Moshé – nuestro mayor profeta – acusó erróneamente a Aarón y sus hijos de hacer algo malo. De hecho Rashí apoya esta idea diciendo “Él admitió y no se avergonzó diciendo `No lo escuché´.”

Si el mayor de los profetas de todos los tiempos cometió un error, ¿cuánto más podrán equivocarse los sabios que surgen de él en adelante? Más aún, la grandeza de Moshé en este caso, según Rashí, es su humildad. Admitió su error a su hermano y sobrinos sin dudar ni por un instante. No permitió que su exaltada posición justificase ninguna expresión de arrogancia o esconder su error. Esta es una gran lección para todos nosotros. Aquellos que tienen un concepto equivocado de “daat Torá” deberían aprender del ejemplo de Moshé Rabenu.

Entonces ¿qué es daat Torá? Yo entiendo que es la fuerza y la inspiración dada a nuestros líderes en tiempos de necesidad. Esto no les hace infalibles. Me gustaría resaltar que en decisiones pertenecientes a la ley judía (halajá) debemos hacer caso a los rabinos; incluso si nos dicen que nuestra izquierda es nuestra derecha. (Tienen el derecho de definir nuestra relación con la realidad) Si cada persona escogiese la ley por sí misma el judaísmo dejaría de existir. Pero, no se nos manda que les entreguemos nuestras mentes. Debemos cuestionar a los rabinos y señalar cualquier inconsistencia en su filosofía y su ley. Al fin y al cabo todos somos buscadores de la verdad. Debemos cuestionar incluso a nuestros mayores sabios.

Traducido de la revista “Jewish Times vol. XIII No. 3 – Dec. 6, 2013” por Balbino Cotarelo Núñez. El autor original es Moshe Abarbanel. Visite su página web www.mesora.org para consultar sus publicaciones de Torá de inmensa calidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s