El Sexto Mandamiento: no asesinarás, y no, no matarás.

Publicado: 27 enero, 2015 en El Sexto Mandamiento

 

Podrías pensar que de todos los Diez Mandamientos el que necesita menos explicaciones es el Sexto, porque parece estar tan claro. Es el mismo que las Biblias cristianas, las versiones en castellano más usadas, lo traducen como: “No matarás.” A pesar de esto, la verdad es exactamente lo opuesto. Este es probablemente el peor entendido de los Diez Mandamientos.

La razón es que el hebreo original no dice, “no matarás.” Dice, “no asesinarás.” Tanto el hebreo como el castellano tienen dos palabras distintas para expresar como quitar una vida – una es “matar” (הרג en hebreo) y la otra es “asesinar” (רצח en hebreo).

La diferencia entre las dos es enorme. Matar significa: 1) Quitar una vida – bien sea de un ser humano o un animal. 2) Quitar una vida humana deliberadamente o por accidente. 3) Quitar una vida humana legal o ilegalmente, moral o inmoralmente.

Por otro lado, asesinar solo puede significar una cosa: Tomar una vida humana ilegal o inmoralmente.

Por todo esto decimos, “maté un mosquito,” no “asesiné un mosquito.” Y por eso es por lo que diríamos, “el trabajador murió en un accidente,” no “el trabajador fue accidentalmente asesinado.”

¿Por qué la mayoría de las Biblias cristianas y algunas judías usan la palabra “matar” en lugar de “asesinar”? Porque hace cuatrocientos años o más cuando las traducciones se hicieron, “matar” era sinónimo de “asesinar.” Como resultado de esto, muchos lectores no se dan cuenta de que el castellano ha cambiado desde esa época y por lo tanto creen que los Diez Mandamientos prohíben matar. Todo tipo de formas de dar muerte. Pero, evidentemente, no es así. Si los Diez Mandamientos prohibiesen matar, todos deberíamos ser vegetarianos – matar animales estaría prohibido. Y todos deberíamos ser pacifistas – ya que no se podría matar ni en defensa propia.

Sin embargo, para entender que los Diez Mandamientos no pueden prohibir matar no hace falta conocer la evolución de las traducciones de la Biblia al castellano. Exactamente la misma parte de la Biblia que contiene los Diez Mandamientos – los Cinco Libros de Moises, la Torá – ordena la pena de muerte para el asesinato; permite matar en la guerra; prescribe sacrificios animales y permite el consumo de carne.

Entender correctamente el mandamiento en contra del asesinato es crucial porque, mientras que prácticamente todas las traducciones modernas traducen correctamente el mandamiento como “no asesinarás”, todavía muchos citan las traducciones antiguas para justificar dos posiciones que no tienen ningún fundamento bíblico: la oposición a la pena de muerte y el pacifismo.

Respecto a la pena de muerte y la Biblia, la única ley que aparece en todos y cada uno de los Cinco Libros de Moisés es la que dice que los asesinos deben ser ejecutados. Los que se oponen a la pena de muerte por supuesto son libres de oponerse a ella y creer que los asesinos tienen derecho a la vida. Pero no pueden citar la Biblia para apoyar su argumento. Aún así, muchos lo hacen. Y siempre citan el mandamiento, “no matarás.” Pero eso, como debería ser meridianamente claro ya, no es lo que dice el mandamiento, y es por tanto un argumento no válido.

Respecto al pacifismo, la creencia de que siempre está mal matar a un ser humano, de nuevo, cualquiera es libre de pensar así, por inmoral que pueda ser. ¿Qué otra palabra sino “inmoral” se puede usar para describir la prohibición de matar a alguien que está a punto de asesinar a personas inocentes?

Es deshonesto citar el mandamiento  en contra del asesinato para justificar el pacifismo. Hay una forma de matar que es moral – la más obvia cuando se hace en defensa propia ante un agresor que va a asesinar – y hay formas de matar inmorales. La palabra para esas formas de matar inmorales es asesinato.

Los Diez Mandamientos se representan en dos tablas. Los cinco mandamientos de la segunda tabla todos se refieren a mandamientos entre el hombre y su prójimo.

El primero de esta lista de la segunda tabla es “no asesinarás.” ¿Por qué? Porque el asesinato es el peor acto que puede cometer una persona. El resto, los otro cuatro mandamientos – no robarás, no adulterarás, no darás falso testimonio y no codiciarás – son serias ofensas. Pero asesinar lidera la lista porque quitar la vida de una persona inocente deliberadamente es la cosa más terrible que podemos hacer.

La próxima vez que alguien cite “no matarás” cuando hable del Sexto Mandamiento, con educación pero con firmeza explícale que en realidad dice “no asesinarás.”

 

Traducido y adaptado por B. Cotarelo Núñez de la obra original de Dennis Prager

Anuncios
comentarios
  1. David dice:

    Ojalá en Argentina entiendan esto y ejecuten constitucionalmente la pena capital, tal como dice la Biblia, para asesinos, y también para casos de corrupción, como en Japón.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s