Conocimiento vs. fe

Publicado: 17 enero, 2016 en Judaísmo básico, Mujer

Escrito por el Rabino Shaul Rosenblatt de “Tikun UK” y traducido y adaptado por B. Cotarelo Núñez

 

El primero de los Diez Mandamientos es: “Yo soy el Señor tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto…” Nuestros sabios se preguntan: ¿Pero qué es exactamente lo que nos manda esto? Esta expresión es con toda seguridad una afirmación, no un mandamiento.

De hecho, algunos comentarios contestan que solo hay nueve mandamientos; ¿quién ha dicho que hay diez? De ahí la expresión hebrea es aseret hadibrot – las diez “expresiones”, el Decálogo, no “mandamientos.”

La mayoría de los comentarios, sin embargo, sí consideran que es un mandamiento. Nos dicen que hay una obligación de “saber” que Dios existe.

El Malbim, un comentarista del s. XIX, se pregunta sobre este tema con una famosa pregunta. Es absolutamente imposible que alguien deba mandarte que sepas que él existe. Sigamos el siguiente razonamiento: si ya sabes que él existe, de antemano, entonces no hay ninguna necesidad de semejante mandamiento. Y si no sabes que él existe, entonces ¿¡quién te está dando ese mandamiento!? Dicho de otra forma, ¿por qué te tienes que tomar en serio el mandamiento de alguien de quién piensas que no existe? Y si piensas que sí existe, ¡entonces el mandamiento de saber que él existe se convierte en superfluo!

La respuesta del Malbim es muy simple. Mucha gente tiene fe en la existencias de Dios. Lo sienten así, pero no están seguros de por qué tienen ese sentimiento exactamente. El primero de los Diez Mandamientos es saber que Dios existe – no creerlo, tener fe, o casi “creer que ese debería ser el caso”. La Torá dice que debes examinar la evidencia y llegar a una conclusión racional y lógica. Esa sí que es una religión segura de sí misma. No tengas fe, dice el primero de los Diez Mandamientos. Sino que, examina las evidencias y decide por ti mismo. Estamos completamente seguros de la conclusión a la que llegarás.

¿Pero por qué toda esta complicación? ¿Bien sea que una persona crea o sepa, no aceptan ambos igualmente la existencia de Dios?

La diferencia es muy significativa. Primero, el conocimiento, por naturaleza, es más seguro que la fe. La fe es una emoción. Cuando emociones más fuertes que la fe – como el amor o el dolor – entran en juego quizás cambies tus ideas acerca de lo que crees.

Pero más importante aún, la fe y el conocimiento producen relaciones muy diferentes. El conocimiento significa que Dios existe incluso cuando no te sientes como para lidiar con Él en ese momento. La fe es mucho más flexible. Es tan fuerte, o tan débil, como tú sientes que deba ser. La fe es el ser humano teniendo a Dios bajo su control.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s